lunes, 16 de marzo de 2015

¿Cómo buscar información sectorial que sea útil en la valoración de una empresa?


Pongámonos en situación. Queremos llevar a cabo un proyecto de valoración sobre una compañía que pertenece al sector de la publicidad, por ejemplo. Como paso previo a la valoración propiamente dicha nos interesa conocer el sector en que se encuadra esta. Para ello podemos (y debemos) aproximarnos al mismo a través de tres vías:

#1
La primera, y la más importante a mi modo de entender, es la visión que tiene la propia dirección de la empresa sobre el entorno en que esta opera. Los directivos conocen como nadie cómo se está moviendo su sector, cuáles son sus principales fortalezas, amenazas, competidores, tendencias, etc. A través de una o varias reuniones deberíamos ser capaces de “empaparnos” de toda esa información tan valiosa y necesaria para la posterior valoración. Además, es probable que la propia compañía haya hecho los “deberes” con anterioridad y cuente con sus propios estudios sectoriales, lo cual es “oro molido”.

#2
Utilizar la información disponible publicada sobre el sector en nuestro país. Actualmente se publica on-line una gran cantidad de datos económico-financieros agrupados sectorialmente por Epígrafes, CNAES, etc. Normalmente son servicios de pago, pero el coste es bastante razonable y los datos obtenidos resultan muy válidos para comparar los principales indicadores clave de valor de la empresa con su entorno. Hay que decir que estos datos suelen estar referidos a empresas no cotizadas y abarcan intervalos de 5 a 6 años aproximadamente. Páginas como www.registradores.org, www.axesor.es, etc son un buen lugar para buscar este tipo de información. De igual modo, otra opción que tenemos es analizar únicamente aquellas empresas competidoras que consideremos más importantes, buscando datos financieros de las mismas en Registros Mercantiles, Portales Financieros, etc. Y por supuesto, también existe la posibilidad de adquirir completos estudios sectoriales ofrecidos por algunas consultoras (muchas de ellas vía on-line), como www.dbk.es, www.alimarket.es, etc. Ahora bien, esta última opción, que es la más onerosa, no necesariamente es la mejor ya que ofrece un desglose muy detallado de la información sectorial que, desde mi punto de vista, resulta más útil para el gestor de la empresa que para el propio valorador externo a la misma.

#3
“Desgranar” la información publicada por las empresas cotizadas del sector. Claro, aquí el problema es que el concepto “sector” se amplía muchísimo y puede incluir más actividades que las desarrolladas por la propia empresa a valorar. De todas formas, es una opción muy a tener en cuenta por la gran cantidad de información que tenemos disponible a un “clic”. Al igual que en el punto anterior podremos estudiar de forma individual empresas cotizadas “competidoras” que nos interesen o bien estudiar el sector en su conjunto (teniendo en cuenta que en este caso el “sector” estará representado únicamente por aquellas compañías cotizadas de desarrollen una actividad similar ó próxima a nuestra empresa objetivo).



La utilización simultánea de estas tres vías u opciones nos permitirá tener un conocimiento global sobre el entorno en que opera la compañía. Evidentemente, no llegaremos nunca a ser especialistas en el sector en cuestión (aunque tampoco es nuestro objetivo, ya que ese papel lo cumplen los directivos con los que nos reuniremos) pero sí habremos adquirido una visión de conjunto sobre el mismo que nos proporcionará argumentos sólidos en la valoración.


Por ejemplo, si estamos trabajando sobre el punto #3, llegado el momento nos podríamos plantear una cuestión como la siguiente ¿Qué sectores europeos son los que tienen actualmente una mejor posición en cuanto a creación de valor empresarial? Aunque es una pregunta muy amplia, nos puede proporcionar “pistas” y tendencias de cara a proyectos de valoración en que estemos inmersos. Para responder preguntas como estas no queda otro remedio que “remangarse” e investigar. En este terreno es preferible sacar uno mismo sus conclusiones en vez de utilizar conclusiones “enlatadas” o ya “preparadas”, sobre todo de cara a argumentarlo con posterioridad en un Informe de Valoración. La información publicada es amplia y será necesario trabajarla. Sin ir más lejos, y utilizando datos de Damodaran (del que hablamos hace poco), podemos encontrar lo siguiente:





Estos cuadros, relativos a empresas cotizadas europeas, recogen por un lado aquellos sectores que durante el último ejercicio cerrado han tenido un ROIC (Rentabilidad sobre el Capital Invertido) superior al 13%, y por el otro, sectores que han tenido un Crecimiento Compuesto de Ventas mayor que el 7% (en el intervalo 2010-2014). Vistos así de forma aislada tampoco es que nos aporten mucha más información, pero si empezamos a cruzar datos, añadir más información y jugar con todo eso, la cosa cambia.




Cruzando los datos, el primer análisis arroja estos 6 sectores europeos como los mejor posicionados en creación de valor. Las empresas cotizadas que componen cada uno de estos sectores se pueden encontrar en este documento (http://www.stern.nyu.edu/~adamodar/pc/datasets/indname.xls). Dos comentarios sobre los sectores seleccionados: (i) “Information Services” no se refiere a medios de comunicación, sino más bien a Servicios que gestionan información. En España por ejemplo figura en la lista la empresa Amadeus. (ii) Me ha sorprendido mucho que aparezca “Homebuilding” (construcción de viviendas), pero mirando más despacio se refiere a compañías cotizadas del norte de Europa principalmente. No figura ninguna empresa española, como es normal, teniendo en cuenta nuestra reciente “burbuja inmobiliaria”.

Si seguimos “investigando” podemos introducir dos nuevos criterios, como por ejemplo el valor creado (EVA) en los últimos años por sector y la Tasa de Reinversión (el porcentaje del NOPAT que dedican a invertir en Inmovilizado y Circulante). En color verde los sectores que hemos seleccionado anteriormente.

Click para ampliar.

Click para ampliar.

En cuanto a la creación de valor (EVA) de los sectores seleccionados, nos interesa más que la cifra en sí (que dependerá en términos absolutos del número de empresas y su tamaño), su variación porcentual de un año a otro. Observad cómo se dan incrementos sustanciales en los sectores elegidos (en algunos más que en otros). Destacan los aumentos en “Healthcare Products” y “Homebuilding”. Por otro lado, en la tabla donde aparecen las Tasas de Reinversión, se puede contemplar un hecho curioso: hay sectores que requieren fuertes inversiones para seguir funcionando (como “Healthcare Products”, “Software” y “Food Wholesalers”) y sin embargo en otros ocurre todo lo contrario (“Advertising”, “Homebuilding” e “Information Services”). Esto último también es importante conocerlo de cara a valorar una compañía.


Por último, podemos aglutinar todos los datos anteriores en un gráfico para verlo de forma más clara e integrada.

Click para ampliar.


Evidentemente, esto es sólo un ejemplo. En una valoración real podríamos “complicar” el estudio bastante más e incluir nuevas variables. Al final, lo que creo que es importante transmitir es que debemos ser “curiosos” e investigar para obtener nuestras propias conclusiones. Existen multitud de datos valiosos que “circulan” por ahí (de pago y también gratuitos) que a menudo están inconexos y que si los “trabajamos” nos ofrecerán resultados muy satisfactorios.



Socio de IDYLIA.





PD: Si este artículo te ha parecido interesante para compartirlo con tus contactos, puedes utilizar los botones que figuran en el lateral de esta página. Gracias.