lunes, 8 de julio de 2013

El Valor de una empresa figura en el Informe de Valoración, pero el Precio lo hace en un cheque.


“…El Valor de una empresa es el precio que alguien está dispuesto a pagar por ella…. Esta frase la hemos escuchado todos más de una vez. Pero… ¿es cierta o no? ¿Estáis de acuerdo con esta afirmación?

Para mí, Valor y Precio son dos conceptos diferentes. A grandes rasgos el Valor de una compañía es el que se calcula aplicando una serie de metodologías y teniendo en cuenta parámetros, hipótesis de partida y expectativas de futuro. Mientras que el Precio es el que resulta de una acuerdo final entre las partes. Además, me atrevería a decir que en un momento puntual del tiempo el Precio es único mientras que el Valor puede ser múltiple. Pensemos por ejemplo en las empresas cotizadas en Bolsa. En un determinado momento (ahora, por ejemplo) el precio de cualquiera de ellas es único y coincide con lo que marca el “ticker” o importe que aparece en pantalla, mientras que el Valor es múltiple, habrá tantos valores como opiniones de analistas, compradores y vendedores. Esto es importante: el Precio es algo cierto, mientras el Valor es una opinión.

En ocasiones, Precio y Valor coinciden o están muy próximos, pero en otros muchos casos hay una diferencia importante entre ellos. Para tratar de ver esto se me ocurre echar la vista atrás, concretamente a los años del boom o la burbuja, en concreto a finales del año 2006. Vamos a buscar una empresa y veamos qué ocurría en esas fechas con su Precio y su Valor. He seleccionado a la compañía SACYR VALLEHERMOSO, ya que me ha parecido un buen ejemplo de esos “años locos”. Empezaremos con el Precio, observando el siguiente gráfico de cotizaciones de la compañía:




¡Increíble! ¡Casi asusta! A finales de 2006 la compañía alcanzó un máximo de Precio y su capitalización a 31/12/2006 estaba alrededor de €12.808M. ¡Sí, sí…Doce Mil!

Pero… ¿qué ocurría con su Valor? ¿Estaría acorde con semejante cotización? Seguramente, y esto es una opinión, existirían Informes en las mesas de muchos despachos que justificarían valoraciones acordes a ese precio. No he realizado una Valoración de esta compañía en esas fechas, sin embargo he buscado algunos datos en sus Informes y los dejo aquí para que cada uno saque sus propias conclusiones sobre el Valor de SACYR en aquel año:




Llaman la atención dos cosas: (i) El exagerado nivel de endeudamiento. Recordad que SACYR compró el 20% de REPSOL ... la pregunta es ¿Por qué? (ii) El hecho de obtener un BAIT de €862M (además de un ROIC muy reducido) y, sin embargo, tener un precio en bolsa de €12.808M.

En fin, creo que este es un claro ejemplo de distorsión entre Precio y Valor (que se puede dar no sólo en las grandes empresas cotizadas, sino también en las PYMES). Aunque claro, las cosas se ven siempre mejor a toro pasado. Se me olvidaba comentar, que estas distorsiones entre Precio y Valor también se pueden dar en sentido inverso (Valor alto y Precio bajo). Este último es el dogma de los “Inversores Value”, cuyo máximo exponente es Warren Buffett.





Oscar Sánchez Vela.
Socio de IDYLIA.