viernes, 6 de septiembre de 2013

¿Es un chollo pagar €5.440 millones por NOKIA?

Esta semana saltaba la noticia. Microsoft adquiría Nokia por un importe de €5.440 millones. Bueno, en realidad lo que hacía era comprar una división de la compañía finlandesa, no la empresa entera. Se trata de una de esas “mega-operaciones” entre multinacionales, que observamos como espectadores y nos sorprenden por las cifras mareantes que mueven.

Al final, los criterios de compra son iguales que en operaciones de menor tamaño. Una adquisición de otra compañía será interesante siempre y cuando el precio pagado por el comprador sea inferior al valor obtenido. Si esto no es así, se pinte como se pinte, la operación será un fiasco (al final acabarán pagando las consecuencias los accionistas de la empresa compradora).

He intentado razonar si la adquisición de Nokia está justificada, o no, desde el punto de vista del valor empresarial. Para ello he buscado información en la última memoria publicada de la compañía. Os pego lo que he encontrado (que realmente no es mucho, ya que la mayor parte de información publicada se refiere al conjunto de la empresa y no a sus diferentes divisiones):


Lo primero que observamos es que la división vendida a Microsoft, llamada “Devices & Services” supone alrededor de la mitad de facturación del grupo en 2012 (unos €15.670M frente a €30.176M). Además en 2012 ha sido deficitaria (con unas pérdidas operativas de €1.100M), al igual que el grupo en su conjunto. Es decir, la generación de liquidez en esa división es negativa en 2012 (mientras que en 2011 si que generaba algo de liquidez bruta). Vemos un deterioro general de la empresa y de cada una de sus líneas de negocio. En principio, no parece una empresa muy “apetecible”.

Entonces, ¿por qué paga Microsoft €5.440M por una división de negocio cuyos números son tan frágiles? ¿Es un chollo pagar ese dinero por una empresa que factura €15.670M aunque esté en pérdidas?

Pues probablemente lo sea, lo único es que desde fuera somos incapaces de cuantificarlo, ya que nos faltan datos. Si tuviésemos delante únicamente la anterior tabla diríamos que no se trata de una operación atractiva, pero Microsoft habrá determinado con exactitud el valor que puede alcanzar la empresa integrándola dentro de su estructura y seguramente será muy superior a esos €5.440M pagados.

Así que no puedo responder a la pregunta del enunciado con seguridad. No lo podemos afirmar desde fuera de la compañía.

Oscar Sánchez Vela.